Historias sin punto final
redaccion@revista27.com.ar

lo vi
abatido por la locura
del alcohol
lo vi
destruir algo bello
con sus propias manos
lo vi
moverse en el aire denso
arrancarle las alas a todo lo que volara
no le importaba
la caída
o si las alas
que perseguía eran las suyas
sentí pena por él
y en la cara
frente al mundo
le dije tantas barbaridades
como pude
hasta cansarme
hasta salirme de mí
hasta que dije
lo que tenía amordazado
ocurrió todo tan rápido
que quedé yo
abatida
agotada
por cosas imposibles
como su oreja
o el pliegue de sus sábanas
en la madrugada

 

hice que mi lengua
lo dejara desnudo
frente a mí
desnudo frente a mi cuerpo desnudo
desnudo frente a mi lengua
y todo lo que dije lo olvidó
o lo recuerda
como una canción perfecta
como una anestesia de plata

 

Post Tags
Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT