Historias sin punto final
redaccion@revista27.com.ar

Por Ruso Verea

El papa dice “hagan lío” a los jóvenes: sumisos, entregados, jugando el juego del consumo. La derrota tiene la dignidad que el éxito no conoce.

Miren si será cruel la vida que permite que uno llegue mentalmente lucido para ver su deterioro, decía Emil Cioran, filósofo rumano.

El leitmotiv de Motorhead es:

Nací para perder, vivo para ganar.
Born to lose, live to win.

Qué lástima que para llegar a dios haya que pasar por la fe, decía, también, Cioran.

Veneramos la vida para enterarnos que la vida es el camino a la muerte.

No pensar en oscuridades, simplemente plantearnos desde la vida que hoy tenemos, hasta dónde es grotesco de entender que todo ha avanzado, que todo ha mejorado: la medicina, la tecnología, la ciencia en la medicina. Ni hablemos de todo lo que esté ligado a las comunicaciones y electrónica. Lo que no ha mejorado es la vida de nosotros, al contrario: todo lo que nos rodea parece ser mejor en función de una vida que está pura y exclusivamente pensada para ser serviles, para funcionar como al sistema le conviene y como el sistema decidió que nosotros tenemos que funcionar en él.

Este es el mayor fracaso, esta es la derrota más grande.

Les mando un abrazo.

Post Tags
Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT