Historias sin punto final
redaccion@revista27.com.ar
Hijos

Por Pablo Marchetti Ilustración Lúa Manguito Vamos rumbo a La Plata. En el auto estamos Javi y Tito, dos amigos, Lina, Fermín y yo. Lina tiene 14 años y es mi hija.

Por Ignacio Fusco Ph. Mariana Bersten En uno de los últimos cuentos que se me ocurrieron y tampoco escribí, un hombre que cría solo a su hijo de cuatro años se despierta una

Por German Amato Ph Cristian Rosas Pizza rellena en Tarzán, bar mitológico de estación Castelar. Medianoche, fugazza y conversación. Canción coral de anécdotas. Hablábamos de abuelas y abuelos. Conté que en el Laprida

Por Lucila Rolón  Ilustración Omar Isse –¿Te sirvo más? –Bueno, gracias. –¿Con hielo? –No, está bien así. –¿En qué estás pensando? –En nada, estoy escuchando el relato de Susy. –¿Otra vez eso de cuando era chiquita y llamaba

Por Hernan Nemi Ph. Jade Sivori   En setiembre del año pasado apareció en la Argentina Y tú no regresaste, un libro pequeño y estremecedor en el que Marceline Loridan Ivens, judía francesa

Por Diego Arbit Ph. Felipe Romero Beltran Caminar por las calles de Villa Crespo era para mí el paraíso, mi evasión más grande fue y es caminar, volver a mi casa era un

Por Lucrecia Álvarez Ilustración Juan Ignacio Battilana Mi padre siempre había dicho que mamá era una mujer de fuego. Después del accidente, después de esa noche negra que se devoró a mi familia,

Por Juan Duacastella Ilustración Nadia Di Gennaro Recuerdas el que vivía antes en el piso de arriba y echó a su hija de casa y  se oían los gritos y luego él

Por Sebastián Costavernikos Ph Sofía Iezzi Me llamo Juan. Qué bíblico, dice ella. Ponele, no dice él pero sus cejas sí. Se hace llamar Juan en homenaje a aquel padre que lo crió,

Por Tito Villar Ilustración Rodrigo Cardama Esa tarde fuimos a andar en bici, y nos pegamos el palo de nuestras vidas. El plan, que para mí era monumental, era dar la vuelta

Por Fernando Bogado “–Para nuestro negocio, polaco, la miseria es lo mejor”.   Cazadores de canguros, Jorge Asís   Con la muerte de la tía Haydée quedaron varias cosas en claro en mi familia. La

Por Martín Kolodni Ph. Raymundo Lagresta Cuando se despertó, lo primero que vio enfrente suyo fue un televisor de pantalla plana, más moderno y grande que el que tenía donde vivía. No

Por Andy Sakkal Ilustración Já Ant En la empresa familiar yo no era un empleado ni era el dueño, era el hijo del dueño. No importaba si cargaba más cajas que el repositor

Por Matias Butti Sin caer en profundos análisis, podemos llegar rápidamente a dos conclusiones tan sencillas como ciertas. Una nos interesa en este número, la otra no, aunque la vamos a nombrar.

Por Christian Ali Bravo Ph. Diana Walker Hoy todavía me pregunto

Por Nicolás Garibaldi Ph. Vega & Cazaux Veía a su madre dormir en esa cama inmensa, destapada por el calor infernal.  Apenas vestida con una bombacha y una remera naranja parecía un

Por Sebastián Arias Ilustración Pablo D´Alio Cuando uno puede ingresar un rato al mundo de su padre realmente se siente hijo. Se da cuenta que las actividades cotidianas de uno están lejos

Por Minga ¿Me hubiese atrevido a escribir nota el año pasado? La respuesta es sencilla no.   ¿Por qué no? Por dos motivos. Uno el orgullo, seguramente la principal razón. Dos, la responsabilidad

Por Diego Flores Ilustración Florencia Garbini Los pasillos del hospital eran el cuadro vivo de una tragedia que parecía acontecer en lentos e interminables movimientos, gritos agudos de un dolor que se

Por Ignacio Porto Ilustración Andrés Fuschetto 1. El pasillo es largo, en el fondo se ve una imagen de Cristo, en el televisor de la pared hay un noticiero sin volumen. Un señor

Por Alejo Aguiar Fotos Virginia Croatto Una guerra que se ha librado de a momentos con muchos silencios e injusticias ha dejado toda clase de víctimas. La directora de cine Virginia Croatto

Por Cami Camila A mi abuelo Felipe y a mi hermano Matías. Todos estábamos nerviosos. Nos latía el corazón más fuerte que nunca y yo sentía que el mío se me salía

Por Mariana Bugallo Ilustración, desde Colombia, Mariana Betancur Cuartas Ya vas a querer. ¿32? Igual ahora se puede tener hasta los cuarenta y pico. No sabés lo hermoso que es. Yo tampoco quería y mirame

Por Malena Valenzuela Fotografía de archivo personal Mamu:   Yo también me pregunté por qué a mí… En una de las tantas cartas que recibí cuando estaba en coma, una mujer decía que uno

Por Franco Spinetta Ilustración Hache Al punto seguido le precede un recorrido. Al punto y aparte, un cambio de objeto dentro de la misma linealidad del relato. La vida.   Sucesivamente, soy.   Nada sería sin el

Ver online
Descargar PDF