Historias sin punto final
redaccion@revista27.com.ar
 

#8 · Hablar del pasado es de depresivos

Ph. Marcos Klink

Historia del público por Ulmo Carcosa

 

Ella dice que hablar del pasado es de depresivos
pero
si no soy depresivo…
Entonces, ¿qué me queda? No puedo no estarlo, me desnivelo estando bien.

En un presente con movimiento constante hacia el futuro, debo releer mi guión
y no…
no me ha servido de nada.
¿Qué hice todo este tiempo si no ha sido perder el tiempo?

Vivo dando excusas al pasado.
Que hice daño porque por mí desorden,
que huyo porque no puedo estar quieto
por amor a la locura, ¡nadie me conoce!
Cuando huyo, es porque no sé dónde estoy, es porque no sé qué carajo hago en ese pequeño espacio.
Vivo dando disculpas porque vivo haciendo daño porque vivo dejando que las personas se me acerquen y me digan cosas como “vos no sos lo que decís ser”.
Realmente no los entiendo, yo no digo ser nada, yo solo escribo, y nada más.

Mis pasados posiblemente me odien; aunque yo los ame.
Posiblemente yo siete años atrás me hubiese tenido asco.
¿Desde cuándo mi mirada no da sonrisas?
¿Desde cuándo puedo controlar mi empatía?
No me queda ni un rasgo de lo que fui, y me pregunto una
y otra
y otra vez
¿por qué carajo las personas no se alejaron de mí?
Esperan que les de una respuesta.
Esperan que me preocupe más por ellos, que por mí.
Esperan que les de mi sufrimiento para darles alegría.
No es que esperen lo que nunca podría darles, pero es que llegaron tarde.
Hace un par de años atrás lo hubiese hecho
pero todo cambió…
Y no quiero culpar a nadie, solo quiero pensar que las cosas cambian
y así es como todo debe pasar.

Mis pasados posiblemente me odien; aunque yo los ame.
Ella dice que hablar del pasado es de depresivos
pero
si no soy depresivo…
Entonces, ¿qué me queda?

No comments

LEAVE A COMMENT