Historias sin punto final
redaccion@revista27.com.ar
 

#15 · El día después

Por Ignacio Montoya Carlotto
Ph. Guille Llamos

Lunes 12 de diciembre de 2016

Me siento frente al ordenador, convicción férrea con el ánimo mellado. Debo terminar la confección de un texto con el que me he comprometido, del que tengo no menos de una docena de borradores. Este texto que comparto en la revista estará a la par de otros pasajes escritos por autores que admiro mucho; no hace más fácil la tarea, todo lo contrario. Todos los convocados –¡Dios!, ¿puse convocados?, evidentemente estoy mal– llevamos el gusto de escribir, y tenemos una consigna, una única consigna, que nos fue enviada por correo hace unos días: SEXO.

 

Si usted es un lector desprevenido seguramente no caerá en cuenta de lo particular de la fecha: este día ya maldito por ser el eterno comienzo de la semana laboral, amaneció más lúgubre que de costumbre. El desánimo que se manifiesta para los afectos de una buena parte del país que encarna este preciso día, este lunes gris, lo desafío, estimado leedor, a que busque la fecha que le cito menos un día, el día de ayer. Hoy ya pasó, hoy es el día después de un mañana que soñamos el sábado y se transformó en pesadilla de lunes, que al igual al buen, o incluso al mal sexo, dejará una reverberación de unos días más.  Un evento como el de ayer a la tarde, tan desafortunado como poco frecuente –por suerte– se entiende a veces en definirse, siempre en cuanto a sus resultados, con algunas metáforas tan inapropiadas como frecuentes que aluden al sexo. El sexo claro que no es por lo que se pierden o se ganan los partidos.

 

 

No comments

LEAVE A COMMENT