Historias sin punto final
redaccion@revista27.com.ar
Soledad

Por Diego Flores Ilustración Floripo   Son siete u ochos hombres que caminan por un bosque que está empezando a mostrar nuevamente su verdor. El invierno lentamente se recluye en otras latitudes y

Por Juan Duacastella Ph Melisa Real   Lo que son las cosas, más de una vez pensé en escribir sobre mi familia y nunca logré encontrar ni el impulso ni el tono necesarios,

Fotocrónica por Adriana Lestido Llegué a la Antártida con la intención de comprender lo que la naturaleza me podía decir sobre la inmensidad, sobre la vida y la muerte, a través

Por Walter Lezcano Ilustración Pablo D’Alio   –¿Que pasó el jueves pasado a la salida? –le pregunto a un alumno de octavo. –Nada, ¿por qué? –Porque cuando todos salieron y yo me iba para la

Por Leticia Bianca Ph. Sol Bravo   Este será el primer velorio de tu vida pero no el último. El cajón estará cerrado porque no habrán encontrado todos los pedazos del muerto. Estarán

Lettering por Manuele Mancini    

Por Martín Kolodny Ph. María Florencia Davidovich   Hacerse chupar el culo le daba impunidad. A las minas les encantaba que se lo pidiera. Y él disfrutaba realmente, pero más le gustaba que

Historia del público por  Claudia Ainchil Ph. Miss Complejo   Giró su cabeza como queriendo torcer los gramos de aire, tan estáticos y reales en esa atmósfera de cuarto de hotel con olor

Por Gabriel Bertotti Ilustración Leo Quintero                                      Aquí, la sombra es espesa. Pascal Quignard. “Sobre la idea de una comunidad de solitarios”.     Ahora que se ha prohibido la soledad, hemos recorrido medio mundo para

Historieta por Areka Sadaro  

Por Valentín Jáuregui Lorda Ilustración Ja Ant   A veces en los pueblos ocurren estas cosas, y no es que en las grandes ciudades no sucedan, seguramente allá todo sea mil veces más

Por Patricia González López Ilustración Pato   Nacé en una familia próspera o en una casa muy humilde, nunca clase media; esos están siempre acompañados. Cuando empieces la escuela llevate bien con todos,

Por  Nicolás Garibaldi Ilustración Mailén Loarte   Solo, como un perro perdido en la ruta de noche. Se suponía que la parada era para estirar las piernas, para mear entre los pastizales, pero el auto arrancó perfumándolo todo con

Por Ariel Scher Ilustración Juan Battilana   El Solitario golpeó las puertas del Bar de los Sábados con la cautela de los que ya no recuerdan ninguna certeza y con los párpados agotados,

Por Ulmo Carcosa   Hablando del amor, evitando definiciones relativas, de la mutación inevitable y del intento de control pasional. Del error, si se es inteligente se suelta y se aprende rápido. Claro que la psiquis no entiende

Por Pablo Osores Ph. Bianca Brandimarte   –¡Mirá para adelante! ¿Vos estás viendo esto? –dijo Florencia rompiendo el silencio.   Saqué los ojos del retrovisor y me subió un frío culpable al ver la multitud

Por Juan Ignacio Garasino Ilustración Lua Manguito   Un hombre mayor ingresa a un restaurante en Texas, Estados Unidos. Elige una mesa, se sienta a ella, lo atiende un mozo y le ordena

Por Carolina Riccio     Confieso que he pecado en nombre de todas las que fui.   Busco la belleza. Aun en la condena, uno puede alejarse de la estupidez.   La oscuridad que también devora este cuarto me obliga a

Por Mercedes Ferreiro Ph. Vi Carel   Enero, sábado a la tarde. Miré desde mi balcón la avenida en pausa y decidí que iba a salir a manejar. Sería mi primera vez sola.

Por Anabella Foscaldo   En el árbol más grande de la plaza, los chicos gritan y corren a su alrededor. El cielo celeste es el fondo donde se entrecortan las ramas, las

Por María Paz Moltedo Ilustración Sofía Martina   Y nos dieron las diez, y las once, y las doce. Y llegamos a las dos de la mañana. Efectivamente: nos dio el insomnio; nos

Por Maru Cian

Por Gloria Colombo Ph. Jotave foto   Tan lindo que lo habían pasado que a Vera le fue entrando un susto. Un susto que era el envés de su deseo de eternidad. ¿Qué

Por Macarena Ojeda   Hay un recuerdo que no me deja dormir. Me despierto de madrugada y la escena se repite una y otra y otra vez. Trato de entender pero no

Por Sabrina Sosa Ph. Fa Foto   Laura llega en el remis de siempre, un Fiat Duna rojo al que solo le abren dos puertas. La veo bajarse por la izquierda, Horacio y

Por Patricia Cecchini Ilustración Mariana Betancur   Se levantaba al alba, rezaba sus maitines, aseaba su austera habitación –una cama de fierro, un mueble de roble donde descansaba su Biblia y una silla–

Entrevista a Mauricio Biravent Por Charly Davice y Flor Davidovich   Nos sentamos con Moris en la mesa de un café, un hombre reservado y de buenas maneras como indica uno de sus

Ver Online
Descargar PDF