Historias sin punto final
redaccion@revista27.com.ar
 

#27 · Dejame pensarlo

Entrevista a Mauricio Biravent
Por Charly Davice y Flor Davidovich

 

Nos sentamos con Moris en la mesa de un café, un hombre reservado y de buenas maneras como indica uno de sus puños. Se pidió un cortado, me miró afiladamente y dijo:

 

–La soledad es útil cuando no te duele, y un amigo que no está.

 

Está terminando de escribir su libro autobiográfico “El refugio”.

 

–La vida auténtica novelada desde la juventud primera. Arranca en el año 1948 cuando iba a un colegio inglés. Después me pasé al industrial. Y llegó la música cuando mi mamá me regaló una batería.

 

Plaza Francia, Bar La Paz, aprender a divagar, ya no importaba pernoctar.

Son historias para los amantes de la música, melómanos, coleccionistas, músicos, pero quiero que sea leído por gente común, curiosa.

 

La generación del rock n roll, la que rompió con la herencia cultural, de recibirse, trabajar, casarse y para de contar.

 

El arte no se puede parar, esa fue mi juventud, un torbellino de transformas.

 

Nos leyó reflexiones de su cuaderno anillado

 

–La mano de obra irá desapareciendo. Quedarán las pinzas técnicas de titanio indestructible y lo humano quedará descartado del pan a diario.

 

La demencia y la locura serán material exportable según la organización del comercio universal.

 

¡Rock argentino! Me gusta más que nacional.

 

Le pregunté si podía tomarle una foto junto a su buen amigo Charly, y con todo el poder de relato en sus manos, me mostró su puño izquierdo con la leyenda “Dejáme Pensarlo”.

 

Pensó rápido, y su dedo pulgar respondió que sí. Después, los puso a tocar.

No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.