Historias sin punto final
redaccion@revista27.com.ar

#18 · La tarea

Por Patricia González López

¿A quién llamas malo?
Al que quiere avergonzar siempre.
¿Qué tienes por lo más humano?
Ahorrar a alguien la vergüenza.
¿Cuál es la señal de que se ha alcanzado la libertad?
No tener vergüenza delante de sí mismo.
Friedrich Nietzsche, La gaya ciencia

 

La primera represión
fue sufrida
por cualquiera de nosotros
llorando
a upa de alguien
¡Mirá cómo te mira la señora!
¡Mirá cómo se ríe la nena!
milenios de miradas escondidas
en los hombros de un adulto.
El primer tumor
que combatimos a destiempo,
la doctrina de dominación universal
¡Queda mal!
¿Qué van a decir los vecinos?
No va a caer bien…
La ramificación
en aspirantes a reproducir la especie
y sus sentencias:
No comer la primera porción de las cosas
No ser culpable del plato vacío
Mirarse al espejo antes de salir
Portarse bien.
De ahí en adelante,
desaprender;
descoser las reservas de llanto
desabrochar el espíritu
de las soledades en grupo
soltar la carcajada
del patetismo de callados
limpiar las marcas
del dedo índice y sus maldades
la tristeza que nos une:
ni humanos ni libres
tarareamos intentos de actitud impuntual
“Atrévete (te-te) salte del closet”.
“¡Pase lo que pase, sea lo que sea, a tu manera!”
¿Cuántas piedras tropezadas
nos hubiéramos ahorrado
de haberlo sabido?
“Yo, soy lo que soy no tengo que dar excusas por eso
¿Cuánta penitencia menos
por no ser lo que se espera?

No comments

LEAVE A COMMENT